Grünenthal y la Sociedad Española de Fibromialgia crearán estrategias de investigación en dolor

"Grünenthal y la Sociedad Española de Fibromialgia crearán estrategias de investigación en dolor"

Tras la firma de un convenio de colaboración

La Sociedad Española de Fibromialgia y Síndrome de Fatiga Crónica (SEFIFAC) y la compañía farmacéutica Grünenthal han firmado un convenio de colaboración en el diseño de estrategias de investigación y formación en dolor, con el objetivo de trasladar a los médicos de Familia y resto de sanitarios el conocimiento más actualizado sobre el diagnóstico y tratamiento de estas patologías.

Para este laboratorio, “este acuerdo entre ambas instituciones es vital en el desarrollo de programas de información y formación que llegue a los profesionales de Atención Primaria y especializada sobre el conocimiento actual de la fibromialgia, el dolor y la fatiga crónica”.

El presidente de SEFIFAC, el doctor Antonio Collado, aseguró que “este convenio permite impulsar proyectos de investigación biológica y farmacológica, muy necesarios en este campo para el beneficio del paciente y la mejora del sistema sanitario”. El dolor muscular que padecen las personas con estas patologías, junto con el cansancio intenso y continuo, dificulta la realización de sus tareas diarias y reduce notablemente su calidad de vida.

Hasta un 40 por ciento de los pacientes con fibromialgia presentan un grado significativo de discapacidad para desarrollar sus actividades laborales y del hogar, siendo más acentuado cuando, además, se cumplen criterios de síndrome de fatiga crónica”, resaltó Antonio Collado.

Conocer los síntomas

Por su parte, la directora Médica de Grünenthal, Ana Esquivias, indicó que “conocer correctamente los síntomas de la fibromialgia y del síndrome de fatiga crónica puede ser clave para poder llevar a cabo un diagnóstico adecuado y mejorar la calidad de vida de los pacientes. Para ello, es imprescindible el desarrollo de programas de información y formación para los profesionales de la salud”.

Asimismo, el presidente de SEFIFAC apuntó que “la invisibilidad aparente del dolor y la subjetividad de los métodos de evaluación determinan su infravaloración y la propia credibilidad del paciente, lo que desencadena mecanismos de incertidumbre que afectan a su relación con el sistema sanitario”.